1-Necesitamos relaciones saludables:

Eclesiastés 4:9-10

Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. 10 Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas.

 

1-Salvación: aceptar a Jesús como Señor y Salvador. Esto es más sencillo de lo que parece, lo hacemos en cada servicio.

2-Asistir por dos meses al servicio principal.

3-Inscribirte para la Clase de Membresía.

4-Asisitir a la Clase de Membresía.

5-Firmar el Acuerdo de Membresía.

 

2-Necesitamos un lugar donde podamos usar nuestros dones:

1 Timoteo 4:14

14 No descuides el don espiritual que recibiste

 

3-Necesitamos un lugar donde podamos crecer:

Hechos 2:42

Los creyentes forman una comunidad

42 Todos los creyentes se dedicaban a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión fraternal, a participar juntos en las comidas (entre ellas la Cena del Señor), y a la oración.

 

4-Necesitamos pertenecer a algo más grande que nosotros mismos:

Romanos 12:4-5

4 Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, 5 el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros.